Se acabó el greenwahsing, llega la Ley de Consumo sostenible

Según los últimos datos del Eurobarómetro, las españolas y los españoles somos los ciudadanos europeos que más pensamos en la sostenibilidad cuando compramos, incluso, estamos cada vez más dispuestxs a comprar más caro para alinear nuestros hábitos de consumo con nuestros valores. ¿Qué pasa entonces con las empresas que se venden como ‘sostenibles’ y en realidad no lo son?

La Unión Europea ha tomado medidas significativas al respecto para proteger a lxs ciudadanxs y salvaguardar la reputación empresarial, mediante dos nuevas directivas:

  • La primera busca potenciar la transición ecológica, empoderando a lxs consumidorxs a través de una mejor protección contra prácticas desleales y una información más transparente.
  • La segunda se centra en la justificación y comunicación de alegaciones medioambientales explícitas, conocida como la Directiva sobre «Green Claims».

Una guía para no perdernos en las palabras vacías

De este cambio de paradigma se desprende la preocupación en el Ministerio de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030 que está tramitando la nueva Ley de Consumo Sostenible para luchar contra el ‘ecopostureo’ o ‘greenwashing’ y que además incluirá el derecho a reparar como principio básico. Además, Derechos Sociales ha elaborado una Guía de Buenas Prácticas donde especifica cómo implementar una política comercial y de comunicación de la sostenibilidad que sea auténtica y no genere confusión.

Es importante señalar que el greenwashing de algunas empresas que comunican una falsa imagen de sostenibilidad, desalienta los esfuerzos genuinos y daña la confianza de lxs consumidores. Hay que comunicar sostenibilidad, pero estas malas prácticas desmotivan a las empresas que de verdad quieren hacerlo bien.

Pero, ¿Cómo integrar la sostenibilidad en nuestra comunicación?

A continuación, te dejamos unos consejos extraídos de esta guía, para tener claro cómo abordar el tema sin caer en el ecoblanqueo:

  • Usa un lenguaje claro, simple y específico

Simplifica la explicación de los beneficios medioambientales para que  sean entendidos y lleguen a todxs.

  • Proporciona información relevante y útil

Los equipos de marketing deben seleccionar y transmitir características de manera coherente y útil para facilitar la compra transparente a lxs consumidorxs.

  • No ocultes información

Ofrece información suficiente sobre el producto, para que lxs consumidorxs puedan tomar decisiones de consumo racionales.

  • Actualiza los datos que ofreces

Actualiza regularmente los mensajes para evitar que queden obsoletos, especialmente cuando haya cambios o modificaciones relevantes.

  • Haz alegaciones comparativas justas

Si realizas comparaciones sobre la sostenibilidad de diferentes productos, sé específicx para evitar confusiones.

  • Basa tu Información a partir de estudios

Antes de realizar una afirmación debes poder demostrarla y no al revés. Además, estos estudios deben estar siempre a disposición de las autoridades y la información relativa a disposición de los y las consumidoras.

  • Avala tus objetivos por planes solventes y reales

Los compromisos y las metas han de ser claros, objetivos, medibles y deben estar disponibles públicamente.

  • No poner como ventaja algo que exige la ley

Nunca debe venderse como rasgo diferenciador una característica del producto que, en realidad, es obligatoria por ley.

  • Los sellos deben estar basados en sistemas de certificación

Una etiqueta medioambiental o sello no podrá ser un recurso visual inventado:

  1. Deben basarse en sistemas de certificación o ser establecidas por las autoridades públicas.
  2. Deben ser fiables y transparentes.
  3. Deben ser simples y de fácil comprensión.

Desde ROSAPARKS, instamos a las empresas que quieren comunicar su compromiso real con la sostenibilidad a que busquen el asesoramiento de expertxs en comunicación responsable. Trabajar con profesionales capacitadxs garantiza una comunicación auténtica y efectiva, que refleje verdaderamente los valores y prácticas sostenibles de las compañías. 

Por fin, el viento está cambiando y sopla a favor del planeta.

Y además...

19
Abr